21 mar. 2010

A 34 años

...Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán dcsaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.

Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.




Rodolfo Walsh. - C.I. 2845022
Buenos Aires, 24 de marzo de 1977.


Para leer toda la Carta Abierta a la Junta Militar hacé click acá

El 24 de marzo se cumplen 34 años del golpe genocida. Marchamos a la Plaza de Mayo, desde Piedras y Avenida de Mayo, el miercoles 24 a las 14:00 horas. Yo voy, sin ninguna bandera política.

El 25 de marzo de 1977, un día después de fechada su Carta Abierta, las versiones afirman que Rodolfo Walsh se encontraba a pie cerca del cruce de las avenidas San Juan y Entre Ríos, en Buenos Aires, (según la investigadora Natalia Vinelli "después de enviar por correo los primeros ejemplares -de la carta- en un buzón de Plaza Constitución"), cuando un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada le dio la orden de entregarse pero Walsh se resistió con el arma que llevaba y fue herido de muerte.

Los integrantes de ese grupo están siendo juzgados por el secuestro y muerte del escritor. Los acusados, quienes según la Cámara “paseaban a secuestrados en automóvil” para identificar a Walsh, también llevaron a quien “cantó” esa cita que el escritor tenía en el lugar donde se lo secuestró. Ricardo Coquet, un sobreviviente que testificó ante el juez Torres, relató que uno de los imputados, el ex oficial Weber, le contó orgulloso: “Lo bajamos a Walsh. El hijo de puta se parapetó detrás de un árbol y se defendía con una 22. Lo cagamos a tiros y no se caía el hijo de puta”.

Según declaraciones de detenidos que sobrevivieron, en la ESMA (Escuela Mecánica de la Armada) su cuerpo fue exhibido posteriormente a los secuestrados.

La personalidad de Rodolfo Walsh ha sido destacada en los ámbitos literarios como un caso paradigmático de la tensión entre el intelectual y la política, o entre el escritor y el compromiso revolucionario. No obstante, el mismo Rodolfo Walsh se consideraba un combatiente revolucionario antes que un escritor, y así lo manifestaba públicamente.

14 mar. 2010

Miedos infundados 2 (la venganza de adrian)

-que un dia te sangre la nariz y cuando vayas al medico te saquen una vivora que se alimento de tu masa encefálica durante los últimos 6 meses.

-que tu novia tenga una adicción incontrolable a la zoofilia y luego de tener relaciones con los animales le guste ir a visitarte.

-que te compres toda la colección de star wars y venga doblada y los pochoclos no te quiten el sabor amargo de la boca.

-que defeques herraduras.

-que tu perro te arranque un brazo en un ataque de ira y los medicos te comparen con scioli y se rian de tu infortunio.

-que bajo tu cama viva un violador que espera todas las noches a que te duermas para darte murra y vos nunca te enteres.

-que te encierren en el pabellon donde esta robledo puch y que encima de puto sea re ortiva.

-que te muestren un video tuyo matando nenes de jardin con un bate de baseball y no puedas explicarlo.

-que seas superman y todavia no te hayas enterado.

-que scalisse sea tu jefe.

-que te vomiten el cepillo de dientes todas las mañanas.

-que te condenen a la silla eléctrica y se olviden de humedecer la esponjita que va sobre la cabeza y te prendas fuego y quedes mas feo que oggi junco.

-que un día te crezca una oreja en la espalda.

-que leyendo el diario se te caiga un ojo sobre el peródico y nunca termines de leer la noticia.